Jorge Espina de IU defiende que el Servicio de Vigilancia Cívica sea una auténtica policía sancionadora y represora

Ayuntamiento de Gijón -Foto Asturias Verde-

Ante la duda de si el nuevo Servicio de Vigilancia Cívica debía desempeñar una labor educativa o una acción sancionadora, Izquierda Unida parece que lo tiene claro. Según declaró al diario El Comercio por medio de su “potencial candidato” y consejero, Jorge Espina, este defiende que tenga un carácter sancionador y represor; aunque se tenga que buscar apaños legales para armar a los nuevos componentes del servicio, como recurrir a publicar un “edicto” (al puro estilo Papal) en el BOE.
Extraño alegato para un representante de Izquierda Unida; aunque no tanto si leemos la entrevista que publicó hace poco La Nueva España al “potencial” sobre sus planes, donde lanzaba un alegato para que la Coalición diese un giro hacia el conservadurismo, supongo que para afianzar la política de tronismo y mano izquierda del PSOE. Todo ello adornando con una foto luciendo muy progresistamente una kufiyya.
Jorge Espina demuestra que es completamente compatible la estética revolucionaria y progre con afianzarse en la estructura del gobierno. Apuesto a que si logra heredar el sillón de Montes Estrada lo veremos besando la mano de Doña Letizia Ortiz y acudiendo a los actos en homenaje a la República. La República que ejecutó Francisco Franco, porque intentar menear el sistema actual, para Jorge Espina, deben ser palabras mayores cosa de “sectores puramente obreristas”.