viernes, 4 de enero de 2013

El Principado paraliza un peligroso proyecto para Gijón de almacenamiento de productos químicos


Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies se alegra del Dictamen del Principado que hoy se va a trasladar al Consejo del Puerto del Musel contra el proyecto de construir un Centro de Transferencia de Residuos, Almacenamiento de Productos Químicos y Terminal de Ferrocarril de Mercancías Peligrosas en el Puerto del Musel en los Muelles de la Osa.
Un proyecto que se lleva tramitando varios años, que pretende utilizar Gijón como destino de residuos de otros lugares, para unos valorizarlos en Asturias y otros exportarlos, una actividad peligrosa, que tenía ya el informe favorable de la Comisión de Asuntos Ambientales del Principado, sin atender las alegaciones que habíamos presentado desde la Coordinadora Ecoloxista y vecinos de Gijón.
Hay que recordar que ya habíamos denunciado que el Principado considerase que no era preciso un estudio de impacto ambiental tal como habíamos solicitado en nuestras sugerencias en vista de la naturaleza del material a almacenar y manipular, solo ha pedido a la empresa un reducido estudio preliminar de impacto, lo que entendemos que es claramente insuficiente para este riesgo.
Este proyecto que pretende utilizar Gijón como destino de residuos de otros lugares, para unos valorizarlos en Asturias y otros exportarlos, una actividad peligrosa, lo que da una idea de los proyectos que ya se barajan para rellenar el puerto, otros fueron la peligrosa regasificadora, etc.
La actividad se localizará en una parcela, de 10.618,61 m2, ubicada en el Muelle de la Osa del Puerto, una parcela ganada al mar mediante rellenos de diversos materiales, que ya denunciamos en su momento por haberse vertido toda clase de materiales (residuos de construcción) que no coincidían con los del proyecto.
En la resolución del Principado se reconoce “podría considerarse la acumulación de riesgos con otros proyectos, dada la proximidad de las instalaciones de DLH, Galp Distribución, Petróleos Asturianos y Butano Campa Torres”.
En el documento facilitado no trata los riesgos producidos por esta acumulación de actividades peligrosas que son todas ella muy inflamables y toxicas. No podemos olvidar que en el puerto hay numerosos almacenamientos de sustancias inflamables y peligrosas, que en la zona de la Osa ya esta en su proximidad las terminales petrolíferas que con  esta nueva instalación agravan el riesgo para los vecinos de la zona que viven en numero de 75.000 a menos de 1 km.
Creemos que la actividad puede aumentar la contaminación atmosférica que ya hay en la zona,  por las emisiones difusas en una zona que tenemos que recordar que de acuerdo a los datos de la estación de control mas cercana incumple sistemáticamente los valores admisibles de calidad del aire en partículas. También supone un riesgo los gases que se volatilizan en el proceso de almacenamiento de algunos de los residuos químicos que se van a traer.
También va aumentar  el impacto del ruido y vibraciones de la actividad, porque aunque en la memoria minusvalora ese impacto por el ruido de fondo de las instalaciones colindantes, hay que recordar que de forma habitual en el Puerto del Musel se incumple la actual normativa del Decreto 99/85, del Principado de Asturias.
Hay un riesgo cierto de contaminación de las aguas  por derrames accidentales en la  fase de explotación o por fugas accidentales o derrames de residuos almacenados.
Va aumentar el tráfico de mercancías peligrosas, tanto en camión como en ferrocarril, mercancías peligrosas, que tiene que cruzar los barrios de la Calzada y Natahoyo, que supone un severo impacto por el riesgo de accidente.
Vamos a seguir exigiendo tanto al Principado como al Ayuntamiento que cumplan con el principio de prevención y seguridad, en una zona que ya es muy peligrosa por sus actividades y por la proximidad a la población.