El polvazo del nuevo puerto de El Musel

Crónica del día
Hoy 20 de enero fue un día despejado pero de intenso viento y fuerte oleaje, lo que ofrecía la posibilidad de sacar buenas fotos de paisajes. Pero también ha servido para descubrir la enorme nube de polvo que envolvía la recientemente inaugurada ampliación del Puerto de Gijón – El Musel. Es una advertencia y un recordatorio; porque, dejando a un lado la propaganda, las placas conmemorativas y declaraciones grandonas, no hay que olvidar que a fecha de hoy la enorme superficie ganada al mar está se proyecta destinarla, en su mayor parte, a ser parque de minerales a cielo abierto, casi todo ello carbón. Si no se toman las medidas correctoras oportunas, como el uso de aspersores, los días de viento tendremos enormes nubes de polvo de mineral a merced de los caprichos de Eolo. Un desierto negro sobre el azul del Cantábrico.
Imagen tomada en la tarde del 20 de enero desde Perlora –Foto Asturias Verde-