viernes, 22 de enero de 2010

El PP responsabiliza al gobierno municipal del desplome del edificio de la calle de Los Moros y reclama el cese del concejal Sanjurjo

Edificio derrumbado con las obras de apuntalamiento -Foto GijonDenuncia-

Nota de prensa del Partido Popular de Gijón
Tras el desplome del edificio número 5 de la calle de Los Moros, el Partido Popular de Gijón acusa al gobierno municipal y en concreto, al concejal de Urbanismo, Pedro Sanjurjo, de dejación de funciones en un asunto tan grave como es el control y vigilancia de edificios.El Partido Popular recuerda que la Ley del Suelo del Principado de Asturias faculta a los ayuntamientos a exigir a los propietarios de los bienes inmuebles que los mantengan en condiciones de seguridad y salubridad, algo que no ha ocurrido en el caso del edificio de la calle de Los Moros.
El concejal Sanjurjo era conocedor del estado de este edificio desde, al menos el año 2002, y no exigió a la propiedad el mantenimiento del inmueble en un estado que no supusiera ningún riesgo para las personas. Este caso supone un motivo más para que el máximo responsable del urbanismo gijonés cese en su cargo.
Sólo hay que revisar la hemeroteca para constatar la conducta negligente y los incumplimientos del gobierno municipal en esta materia. La propia alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, se comprometió en enero de 2006 a realizar inspecciones sobre los edificios más antiguos de la ciudad (con más de 75 años), que cifró en 500, y fijó un plazo de seis meses para realizar esta actuación.
Tres años después, en noviembre de 2009, Pedro Sanjurjo volvió a anunciar que el Ayuntamiento elaboraría una norma urbanística propia para regular el estado de los edificios de Gijón, denominada Inspección Técnica de Construcciones (ITC), y literalmente manifestó que “está en la agenda del equipo de gobierno para abordarla de manera inmediata…”
La alcaldesa de Gijón, el concejal de Urbanismo y todo el gobierno municipal son responsables de no aplicar una ley autonómica que hubiese evitado este grave suceso que, afortunadamente, no produjo víctimas.
El Partido Popular de Gijón exige al gobierno municipal que, con carácter inmediato y, sin perjuicio de las responsabilidades que se puedan derivar de este caso, ejecute lo previsto en la ley y comience la inspección técnica de las construcciones de nuestra ciudad, empezando por aquellas más antiguas, con deficiencias evidentes y potenciales generadoras de siniestro