jueves, 10 de diciembre de 2009

UPyD Gijón denuncia que el Ayuntamiento ha diseñado un PGOU a la carta para constructores y promotores

Nota de prensa de Unión Progreso y Democracia de Gijón
Pedro Sanjurjo con sus declaraciones en la presentación del documento que marcará el orden de prioridades en la revisión del Plan General deja claro que el Ayuntamiento de Gijón planea un modelo de ciudad a la medida de los constructores y promotores inmobiliarios que nada tiene que ver con un diseño urbanístico de ciudad en el que primen los intereses ciudadanos.
Para UPyD es especialmente relevante la referencia que el actual concejal de urbanismo hace en alusión a la carencia de servicios que, a su juicio, sufre la zona rural al asegurar que son los “agentes urbanizadores”, eufemismo que encierra la potestad que se confiere a promotores y constructores, los que deban asumir servicios como el abastecimiento de agua o el saneamiento. ¿Acaso el Ayuntamiento renuncia a su obligación de asegurar los servicios básicos a los núcleos rurales del concejo que lo ha de dejar en manos de agentes privados previa especulación?
Para Armando Fernández Bartolomé, coordinador de UPyD en Gijón “una vez más, el equipo de gobierno (PSOE e IU) maquilla la realidad y en una maniobra de distracción y marketing, ante la proximidad de elecciones municipales, presenta tres alternativas para el nuevo PGOU cuando ya tiene tomada la decisión de antemano apostando por la A1 que es una copia fiel del desdichado y gravoso para los gijoneses Plan Teixidor (anulada por los tribunales) para satisfacción de algunos particulares, promotoras inmobiliarias y entidades financieras.
El tema verdaderamente relevante, y en Gijón estamos escaldados, es que todos los ciudadanos podamos decidir con tranquilidad que modelo de ciudad queremos y debatir en profundidad, explicando las verdaderas razones, por qué Gijón tiene que crecer tanto (mucha extensión con densidades muy pequeñas) cuando hay escasa demanda de vivienda y muchos pisos vacios. Es cierto que Gijón debe ser una ciudad compacta (no inconexamente amurallada como pretenden algunos) y precisamente por eso este concepto es contradictorio con los planes A1 y A2 que plantean urbanizaciones muy abiertas y con grandes y costosos espacios que todos tendremos que mantener y pagar. Aplaudimos que se pretenda un mayor control sobre la desordenada edificación de viviendas unifamiliares en las parroquias rurales (modelo Quintes/Quintueles) pero por la misma razón pensamos que la ciudad debe crecer muy poco a poco, corrigiendo errores, y defendiendo el entorno rural de Gijón porque las ciudades no deben crecer más de unos límites si quieren ser humanas y habitables. Para nuestra ciudad es más importante mejorar lo que ya tenemos mediante rehabilitaciones y reformas interiores que invadir desaforadamente nuevos territorios salvo que de lo que se trate sea de poner en valor terrenos particulares para beneficio de unos pocos y "sostenibilidad" de los presupuestos municipales.
UPyD-Gijón