El otro color del otoño los arribazones de algas en las playas del Cantábrico

Las algas tiñen de rojos y marrones las otoñales playas de Asturias -Foto AsturiasVerde-

Las tormentas otoñales actúan como segadoras de las praderas de algas, que forman grandes campos submarinos en la costa del mar Cantábrico. El área más importante es la que se extiende desde el Cabo Peñas hasta Lastres, siendo los campos más ricos los situados frente a Luanco, Candás y Gijón. Antiguamente después de la tempestad los campesinos bajaban con sus carros a la playa para cargarlos con las algas, ya que eran un excelente abono en las huertas. En la actualidad los pescadores recolectan las algas directamente en los campos submarinos, de donde se extraen, todos los años, varias miles de toneladas destinadas a la industria farmacéutica y cosmética.
El mayor peligro actual para los campos son los vertidos ya sea de los emisarios submarinos o del tráfico mercante, también es un riesgo la construcción desmesurada en la costa en especial la ampliación del de Gijón. Como riesgos futuros está el cambio de la temperatura del mar debido al Cambio Climático y la llegada de otras algas invasoras. Pero de momento la salud de los campos es buena y se puede ver en estos días con la gran cantidad de algas que han llegado a las playas asturianas.
Video Crónica