La contaminación atmosférica en Gijón sube con respecto al año pasado

El aire de Gijón, el 68% de los días del año 2007, el aire estuvo mal. De acuerdo a la normativa en vigor recogida en la Directiva 1999/6962 publicada en el BOE 260 del 30-10-2002, se incumplieron los valores en los siguientes casos:

- En Partículas en Suspensión (PM10): Se superaron los niveles de protección a la salud en 248 días del año duplicando los datos de otros años. Este nivel diario esta en 50 ug/m3, no pudiendo superarse mas de 35 veces por año. Con lo cual en Gijón se superaron en más de 213 días. Siendo el valor medio anual de este contaminante de 51 ug/m3, por encima de los 40ug/m3 de valor limite anual de protección a la salud. Es de destacar que el valor máximo horario fue de 547 ug/m3.

Estas partículas se asocian a la aparición y agravamiento de múltiples patologías especialmente respiratorias.

- En Óxidos de Nitrógeno (N0x y NO2): En el caso del NO2 se superaron los límites horario de protección a la salud en 2 ocasiones que esta fijado en 200 ug/m3, con una media anual de 34 ug/m3 y un valor máximo de 238 ug/m3.

En el caso del NOx se supero todo el año el límite anual de protección a la vegetación que esta en 30 ug/m3l, al tener una media anual de 99 ug/m3.
Los Óxidos de nitrógeno provocan irritaciones del sistema respiratorio, reducción de la función pulmonar, agravamiento de alergias respiratorias y asma, favorece las bronquitis y bronconeumonías y empeora el EPOC.

- En Dióxido de Azufre (SO2): Se superaron 1 día los limites de protección a la salud , el valor máximo horario alcanzado fue de 352 ug/m3, cuando el valor limite diario para la protección de la salud humana esta fijado en 125 ug/m3 en 24 horas y en 350 ug/m3 en 1 hora.

El dióxido de azufre, provoca enfermedades respiratorias crónicas y agrava las alergias respiratorias y el asma.

- En nivel de Ozono (AOT): Se superaron los valores en 11 días, el valor promedio octohorario fijado en 120 ug/m3 y se llego a los 141 ug/m3. Siendo el valor máximo horario de 133 ug/m3 cuando el valor de protección a la salud de 120 ug/m3 durante 8 horas.

El ozono penetra por las vías respiratorias y debido a sus propiedades altamente oxidantes provoca la irritación de las mucosas y los tejidos pulmonares. Los principales efectos observados son: irritación de los ojos, tos, dolor de cabeza, dolores en el pecho, etc.

Esta claro que el Ayuntamiento y el Principado, tienen que asumir sus responsabilidades y trabajar para que se reduzcan estos niveles elevados de contaminantes producidos por una industria consentida en funcionar en precario y un tráfico excesivo. Habrá que dejarse de sólo buenas declaraciones, no podemos olvidar que La Ley de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera, aprobada por el Parlamento en pasado mes de octubre, establece desde su entrada en vigor, obligaciones para los municipios con población superior a 100.000 habitantes a elaborar planes y programas para el cumplimiento de los objetivos de calidad del aire. Asimismo, la ley fija que si se superan determinados niveles de contaminación, las CCAA y ayuntamientos deberán desarrollar medidas concretas que prevengan y eviten las afecciones en la salud de la población.

En una comarca como la gijonesa donde ya se tiene una elevada tasa de enfermos respiratorios, cardiovasculares y tumorales, no tiene sentido alguno apoyar instalaciones que no generan empleo, que no crean valor añadido y solo nos dejan la contaminación, como son los proyectos de instalaciones contaminantes como: La Incineradora proyectada para COGERSA de 450.000 toneladas de residuos, la térmica de carbón de Aboño de 900 MW de Hidrocantabrico-EDP, la térmica de gas del Musel de 800 MW de Endesa, la Regasificadora del Musel de ENAGAS... etc. Instalaciones que lo que hacen es aumentar los niveles de contaminación y de riesgo que ya están sufriendo los gijoneses y sus vecinos.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies