Continúan los asaltos a chalets

Un chalé de Castiello sufrió un asalto nocturno similar al de Jove el fin de semana anterior
Dos chicas de 21 años que dormían en el piso superior se encerraron en la habitación para no ser descubiertas Los delincuentes se llevaron las llaves de la casa y del garaje

El robo con violencia en una vivienda de Jove durante la madrugada del domingo no ha sido un caso aislado. Los inquilinos de un chalé de la parroquia de Castiello sufrieron un episodio de similares características la pasada semana. En esa ocasión, los ocupantes de la casa -dos chicas de 21 años- se encerraron en una de las habitaciones del piso superior y no llegaron a ver a los atracadores, aunque sí a escuchar los pasos y el ruido causado por los individuos en su intento infructuoso de encontrar dinero en el inmueble. Todo apunta a que una banda itinerante de crimen organizado ha asentado su base en el concejo y se ha fijado como objetivo las viviendas unifamiliares de la zona rural.

Según ha podido saber EL COMERCIO, los hechos tuvieron lugar en torno a las tres de la madrugada del lunes 29 de octubre. En ese momento, se encontraban en la casa la hija de los propietarios -quienes estaban de vacaciones fuera de la región- y una amiga suya que se quedó a pasar la noche. Fue en torno a las tres de la mañana cuando comenzó a sonar la alarma que previamente habían activado y oyeron ruidos en el piso de abajo. Los ladrones habían accedido por la puerta principal, que no estaba cerrada con llave.

El Comercio. Pincha para continuar leyendo la noticia