Carnero y Morala en una primera noticia de Agencia, tras salir de Villabona

Los sindicalistas Cándido González Carnero y Juan Manuel Martínez Morala mostraron hoy su satisfacción por su puesta en libertad, en tercer grado, tras permanecer en la cárcel casi tres semanas. La Plataforma contra la Represión y en Defensa de las Libertades convoca una rueda de prensa para mañana en la que se valorará la situación judicial de los sindicalistas.

Morala destacó que su salida de prisión fue "un triunfo de todos" que "se logró gracias a la presión social". Los dos sindicalistas fueron recibidos por multitud de amigos que se acercaron a la casa sindical para celebrar su salida de Villabona.

Asímismo Morala señaló, en declaraciones a Europa Press, que su ingreso en prisión sirvió para poner de manifiesto "el retroceso en los derechos y libertades de los trabajadores ya que hasta la fecha no se conocían casos en los que se encarcelara por motivos laborales".

"No habíamos cometido el delito", dijo en alusión a la condena de tres años de cárcel por los destrozos causados en una cámara de vigilancia de trafico durante una de las movilizaciones de Naval Gijón.

Asimismo Morala recalcó que él y Carnero son "inocentes". El sindicalista indicó que Instituciones Penitenciarias fue quien consideró que "no pintábamos nada allí" en relación a la cárcel.

Por otro lado, explicó que con la aplicación del tercer grado cumplirán la condena en la calle aunque tendrán que acudir una vez a la semana a la cárcel, además de comunicar y pedir permiso en el caso de querer salir de la región.

También señaló que en estos momentos están a expensas, primero de lo que decida el juez sobre la suspensión de la pena, y, segundo, de la resolución del indulto y tercero, de la decisión del Tribunal Constitucional sobre el Recurso de Amparo.

Morala mostró su descontento, con la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, quien, en su opinión, "estuvo detrás de la denuncia". Además criticó al coordinador local de IU, Jesús Montes Estrada, por asegurar que no iban a pagar la indemnización ni les iba a pasar nada. "Los hechos demostraron que no era verdad", dijo..

Por su parte, González Carnero reprochó a los políticos por decir que estaban haciendo lo "indecible" por su puesta en libertad cuando la más sensata en este caso fue la posición de Instituciones Penitenciarias, que considero que era "injusto" que estuvieran en la cárcel.

Carnero que durante su estancia en la cárcel estuvieron "plenamente integrados en todas las actividades de la prisión" y fue una experiencia el conocer a gente que esta cumpliendo condena, sobre todo por drogas. "Nos sensibilizó mucho ver a jóvenes hijos de trabajadores que incluso conocíamos", señaló. Carnero añadió que sienten cierta tristeza por la gente que dejaron allí.

Para el sindicalista, su mayor preocupación era que su familia estuviera bien aunque sabe que sufrieron al igual que toda la gente que les apoyo durante estos 20 días que siguieron en prisión.

Por otro lado, lamentó el comportamiento político y judicial y dijo haberle extrañado que el delegado de gobierno, Antonio Trevín, impidiera al ex ministro asturiano, Francisco Álvarez-Cascos, que pudiera visitarles.