Ceares urge al equipo de gobierno la construcción de un polideportivo

El equipamiento también dará servicio a El Coto y Viesques, y podría ubicarse en los actuales terrenos del Club de Fútbol Manuel Rubio

Pasada la resaca electoral, los vecinos se aferran a las promesas realizadas durante la campaña. La creación de un polideportivo para las zonas de Ceares, Viesques y El Coto, una vieja reclamación de dichos barrios, formó parte del programa del PSOE antes de la cita con las urnas. Por eso, los representantes vecinales de las tres zonas confían en ver su petición hecha realidad cuanto antes. José Manuel Quintanal, presidente de la Asociación de Vecinos La Cruz de Ceares, aseguró ayer que «se va a hacer en Ceares, porque lo comunicó el Ayuntamiento, pero hay varias posibilidades que habrá que ver». Cuando el nuevo equipo de gobierno esté formado, los vecinos urgirán a los concejales pertinentes la creación del equipamiento.

Una de las opciones que baraja La Cruz de Ceares es que sea en los actuales terrenos de los campos del Club de Fútbol Manuel Rubio, que tendrá instalaciones nuevas frente a las Ursulinas. «El problema de estos terrenos es que habría que esperar a que se hicieran los nuevos campos y a lo mejor tarda mucho», expuso el presidente vecinal. Quintanal indicó que frente a las Ursulinas, junto al nuevo campo, también podría crearse el complejo deportivo. «Así estaría todo junto y sería lo ideal», anotó.

Iván Suárez Fernández, presidente de la Asociación de Vecinos y Usuarios de Viesques, opinó que «el Manuel Rubio no estaría mal, pero para Viesques queda un poco lejos». Preferiría que el polideportivo estuviera ubicado en su barrio, aunque reconoce que «en Viesques el problema es que habría que negociar para comprar terrenos a los propietarios». El representante vecinal considera que ahora «tiene que venir el Ayuntamiento con sus propuestas». Por su parte, Óscar Piñera, presidente de la Asociación de Vecinos El Coto, se mostró «convencido de que el proyecto saldrá adelante» y apuntó la posibilidad de que se utilizaran «los terrenos del Manuel Rubio o unos en Viesques, con una permuta».

El Comercio Digital