Multitudinaria marcha contra la represión

Varios miles de personas se manifiestan contra la condena a Carnero y Morala, en favor de las libertades y por el derecho a luchar por el empleo.

«Ésta es una respuesta multitudinaria de la sociedad asturiana contra la represión y en favor del derecho de lucha de los ciudadanos». Cándido González Carnero definió así la manifestación celebrada ayer por las calles de Gijón contra la represión y por las libertades, que reunió a varios miles de personas. «Y no es sólo en apoyo de Cándido y Morala, ni tan siquiera del resto de compañeros represaliados: es una queja por las cosas impresentables que están pasando en Asturias, impulsadas por un Gobierno que se autodenomina plural, de la izquierda y democrático», añadió José Manuel Martínez Morala.

Carnero y Morala fueron condenados a tres años de cárcel y a pagar al Ayuntamiento de Gijón 5.624 euros por la rotura de un mecanismo del control del tráfico durante una manifestación de Naval Gijón. Y la titular del Juzgado de lo penal número 2, Rosario Fernández Hevia, los absolvió, en un segundo juicio, de los delitos de daños y desórdenes públicos de los que se les acusaba por unos hechos acontecidos en diciembre de 2004 en los que se quemó una furgoneta abandonada durante una protesta. En su sentencia, Rosario Hevia puso en entredicho tanto las declaraciones de los testigos policiales como la acusación hecha por el fiscal.

La fiscalía recurrió esta sentencia y ahora deberá ser la Audiencia que decida, por lo que pueden ser condenados a otros dos años y medio de prisión. Morala ve detrás de este recurso una decisión política. «El PSOE está detrás y hasta que no nos meta en la cárcel no parará, pero le vamos a hacer frente». Estas palabras fueron refrendadas por Carnero. «El fiscal es un político, como se demostró con el "caso Otegi". Nosotros vamos a seguir en la lucha porque cada día hay más represión, con un delegado del Gobierno que recuerda a los gobernadores civiles franquistas».

El manifiesto de la marcha va más allá y culpa a «los poderes fácticos» de la «ola represiva» que vive Asturias. «La sociedad asturiana está manipulada por unos grupos muy concretos que tienen un plan de apropiación y reparto de Asturias, y que han conseguido condicionar la política a sus intereses». Y añade el escrito: «Queremos hacer un llamamiento a todos los ciudadanos a denunciar y sacar a la luz todos los casos de represión y recorte de las libertades porque esta ola de represión es sólo el comienzo. No pararán hasta que no ahoguen todas las luchas sindicales, sociales y políticas, y nos quieren anestesiar con su propaganda de que vivimos en el país de las maravillas, cuando no es así».

La manifestación contó con numerosos apoyos, incluidas concentraciones en Barcelona, Madrid, Valladolid, Andalucía y Extremadura. Además, los trabajadores de Naval Gijón pararon desde la siete de la tarde y acudieron con una pancarta, y la asamblea del Ateneo Obrero también. El PCA también asistió con una pancarta que rezaba: «Contra la represión, solidaridad», y con el nuevo secretario general, Francisco de Asís, al frente, acompañado por la práctica totalidad del comité central. «Estamos aquí porque la calle es nuestro sitio, al lado de los trabajadores», señaló De Asís.

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1592&pIdSeccion=35&pIdNoticia=506754